neumaticos-coche
Con los neumáticos, no te la juegues
9 noviembre, 2018
autopistas-españolas
Autopistas rescatadas
21 noviembre, 2018
Show all

Frío y conducción: ¿cómo cuido mi vehículo?

conducir-frio

Los fenómenos atmosféricos en esta época del año, nos hacen cambiar algunos días, nuestra forma de conducción.

Lluvia, viento, nieve, niebla, hacen que tengamos que extremar la precauciones y agudizar nuestros sentidos y concentración.

El estado de nuestro vehículo, debe ser óptimo, sobre todo lo concerniente a Neumáticos, líquido anticongelante, frenos, luces y limpiaparabrisas.

Cuando pavimento está mojado, la distancia de frenado es mayor, por lo que debemos guardar la distancia de seguridad, de manera rigurosa.

Los neumáticos van a jugar un papel relevante en la conducción, la presión, el dibujo y la amortiguación deben ser revisados, antes de emprender cualquier viaje.

Si la bajada de temperaturas es brusca, el anticongelante es primordial para el buen funcionamiento del motor, ya que soporta -30º y evita la corrosión y con ello una grave avería.

Las luces son la manera de hacernos visible para el resto de conductores y hacerlos visibles a ellos, por eso su funcionamiento y regulación, no pueden pasar inadvertidos.

Niebla al conducir, es una gran enemiga en la carretera, debemos saber cómo actuar cuando nos sorprende.

 

  • Usar las luces de cruce y antiniebla
  • Aumentar la distancia de seguridad
  • Adaptar la velocidad, ya que se puede perder la sensación de la misma y debemos adaptarla, al resto de vehículos.
  • Guiarnos por la línea continua, de la derecha
  • Mantener la calma y con eso conseguiremos no dejar de estar concentrados
  • No parar, aunque el temor nos haga pensar que es la mejor opción, no lo es. Podemos provocar un accidente, si los otros vehículos, no tienen visibilidad.

 

Conducir con nieve, puede ser otra de las circunstancias a las que nos tengamos que enfrentar. En algunas zonas del país, los conductores están acostumbrados, puede estar a favor o jugar una mala pasada, si tienen exceso de confianza.

En otras ciudades, donde no es habitual se puede provocar, un auténtico caos, para que no suceda, todos deben poner de su parte.

 

  1. Arranque: En coches diesel lo hacemos en primera y sin acelerar, en gasolina hay que acelerar un poco y soltamos embrague con suavidad
  2. Frenada: Levantar el pie del acelerador y pisar suave el freno, para no perder el control del coche. Sí hay que hacer un frenado urgente, por emergencia o porque patinemos, pisar con fuerza. Las pastillas de freno, sufren desgaste con la humedad, por lo que es algo que debemos revisar, en esta época.
  3. Disminuir la velocidad: Por la situación del tráfico y por la complicación, sobre todo cuando hay hielo, de adherencia.
  4. Neumáticos: Algunos conductores optan por elegir, entre el amplio abanico de modelos, de neumáticos de invierno. Además es imprescindible el uso de fundas o cadenas.
  5. Las lunas : Controlar y limpiar los cristales del coche, ya que el hielo y el vaho, hacen que se pierda visibilidad y pueden causar accidentes evitables.
  6. Información: Estar permanentemente informado, de la situación de las carreteras y seguir los consejos en indicaciones de la DGT

 

Nuestra vida no puede parar, porque fuera está lloviendo o nevando, pero seguro que con condiciones adversas, cuando hay aviso de alertas y de empeoramiento en las carreteras, hay desplazamientos que podemos evitar.

Revisar el vehículo, extremar precauciones y ser solidario con el resto de conductores, será clave, para tener un feliz trayecto.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies